En muchas cabezas ronda la idea de que los insectos pueden llegar a ser malos para nuestras plantas; se ha convertido en una creencia bastante común. La experiencia en el mantenimiento de jardines en Alcobendas a lo largo del tiempo aporta conocimientos que pueden ayudar a refutar esta idea establecida.

La importancia radica en hacerlo con la planificación que corresponde. Así, como se tiene en cuenta el clima de la región, el tipo de suelo o el mejor estilo de riego para el cuidado de las plantas, es menester considerar qué tipo de insectos esas plantas pueden estar atrayendo al jardín y qué tipo de interacción se producirá entre ellos.

Esta experiencia en el mantenimiento y cuidado de jardines también ayuda a conocer los estragos que pueden causar en las plantas las orugas, larvas o pulgones y la poca gracia que genera descubrirlos entre las hojas verdes. Sin embargo, existen algunos insectos que pueden ayudar a nuestro jardín controlando plagas, por ejemplo, al comerse a esos insectos que perjudican nuestro espacio verde. 

En la lista de nuevos amigos favoritos deberían figurar la mantis religiosa, el ciempiés o la mariquita por ejemplo. Para atraerlos, una opción es hacerlo mediante la propagación de especies como las petunias, los girasoles o el cilantro, que pueden hacer que tu jardín se vuelva un verdadero paraíso para estos pequeños habitantes.

Se vuelve entonces fundamental contar con experiencia y conocimientos sobre la organización de los espacios y los elementos que componen nuestro jardín para no dejar nada al azar. De esta manera, contaremos con la ventaja de obtener beneficios y trabajar con la naturaleza promoviendo el cuidado del medio ambiente.

Desde Xana, expertos en el mantenimiento de jardines en Alcobendas deseamos que tu jardín pueda convertirse no solo en ese lugar deseado de descanso, sino también de disfrute libre de insectos maliciosos y repleto de otros que favorezcan su perfecto estado de salud.